Biografía
"El truco de mi vida fue decir a todo que sí, aun no sabiendo si iba a poder hacerlo"
Elio Berhanyer es sin lugar a dudas uno de los grandes de la moda española y uno de los últimos representantes de una época en la que España tuvo su propia industria de la alta costura. Desde que abriera su propia firma en 1959, el cordobés introdujo en España un nuevo sentido de la elegancia, con una visión del vestir radicalmente moderna en la que se decantó por lo juvenil como referente estético. Sus combinaciones de colores audaces, vivos, contrastados y sugestivos ,sus trazos y Estructuras arquitectónicas austeras de líneas horizontales y verticales, sus volúmenes ,los sombreros espectaculares, grandes, abombados, llenos de flores y plumas, o grandes elementos decorativos de plástico son algunas de las características más reconocibles de un autor inconfudible, hizo que revistas americanas como Vogue y Harper`s Bazaar empezaran a interesarse por las creaciones de Elio Berhanyer, desarrollando una imagen de marca muy sólida que ha servido de inspiración para las nuevas generaciones. Nacido en Córdoba en 1929, y tras una complicada infancia con la pobreza como factor determinante, el diseñador cordobés consiguió convertirse en uno de los creadores de moda más importantes de la historia española, representando al país en el panorama nternacional. Su verdadero nombre es Elio Berenguer. Con tan solo 17 años se traslada a Madrid y comienza a trabajar en el mundo de la moda, aunque siempre manifestó su pasión por la arquitectura, iniciándose en la costura de manera autodidacta, reconocida excepcionalmente con un doctorado Honoris Causa por la Universidad de Harvard, recibió el título de profesor honorífico del centro ESNE en Madrid e impartió una cátedra con su mismo nombre en el Citta de Andalucía, fue un seguidor respetuoso pero independiente de la escuela “constructivista” de Balenciaga y afín en sus primeros tiempos, como otros nombres de su generación (Pierre Cardin o André Courrèges), a las tendencias futuristas dominantes en la época. La moda de esa época contaba con nombres españoles de gran prestigio en Paris como Balenciaga, Paco Rabanne, Antonio Castillo, pero desde España la moda seguía fortaleciéndose con nombres como Elio Berhanyer, Manuel Pertegaz, Pedro Rodríguez, Carmen Mir, Pedro Rovira, Herrera y Ollero, Márbel Junior. Su estilo personal e inconfundible, del que podemos resaltar su preferencia tanto por las líneas geométricas y las estructuras sólidas de sus trajes de día, como por las líneas neoclásicas y las estructuras frágiles de sus vestidos de noche. Su reiterado empleo del blanco y el negro no impide una demostrada pasión por el color, que según él proviene de su admiración por el maestro Yves Saint Laurent. Toda la obra de Elio Berhanyer oscila entre la reflexión abstracta del traje popular español y la actualización de los modelos históricos o idealizados del traje de corte español. Sus fuentes de inspiración confesadas son el riquísimo folklore español y el Museo del Prado, aunque en ambos casos su técnica de trabajo puede resumirse con esta frase: “acercarse mucho, mucho, pero no dejarse contaminar nunca”. Los diseños de Elio Berhanyer experimentan nuevas variaciones, frente a su línea arquitectónica van apareciendo detalles y tejidos mas ligeros y románticos, incluso algunos trajes tenían reminiscencias goyescas. Elio Berhanyer ya se había convertido en un pilar fundamental de la Alta costura Española, nunca sucumbió o se dejo tentar por la casa Elisabeth Arden, Cristóbal Balenciaga o Oscar de la Renta para que fuese a trabajar con ellos. Prefirió permanecer en España. Fue uno de los primeros creadores españoles que firmó con su nombre colecciones de prêt-à-porter, accesorios y perfumes, incluso . Desde esos inicios hasta 1978 se dedicó a la Alta Costura, para continuar, tras el cierre de ésta, exclusivamente con sus colecciones de prêt-à-porter. Desde 1994 mantiene ininterrumpidamente su presencia en la Pasarela Cibeles (en la actualidad Cibeles Madrid Fashion Week), donde su trabajo aporta la perfección de su línea y su impecable costura despierta la admiración del público y de la prensa especializada. Entre los nombres de sus clientes queremos destacar especialmente los de S.M. la Reina Doña Sofía, la Infanta Dª Pilar, la Condesa de Romanones, la Marquesa de Llanzol, la Condesa de Montarco, María Zurita, Ava Gardner, Cyd Charisse, Dolores del Río, Conchita Montes, Analía Gadé, Concha Velasco, Victoria Vera y un largo etcétera. Al prestigio de esos nombres se suma el de sus compradores internacionales: Neiman Marcus, de Dallas; Bergdorf Goodman y Bonwit Teller, de Nueva York; Harrod's y Simson, de Londres o Palacio de Hierro, de Ciudad de México. Su trabajo ha sido reconocido con los prestigiosos y destacados premios y galardones “Cadillac” (1960), “lsabella d'Este”(1968),“Mejor uniforme internacional” de la IATA (1972) por el uniforme de Iberia, la Medalla de Oro en Interstoff (1972), “Eugenia de Montijo” (1975), el Premio Galena, Premio Nacional de Turismo (1979), “Campioni” - junto a Cardin y Courrèges- (1980), Premio Nacional Cristóbal Balenciaga, la “Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes” (2002), y muchos otros reconocimientos. Elio Berhanyer ha sido un prolífico diseñador al que su inquietud creativa y talante artístico le ha llevado a firmar en dieciséis ocasiones vestuarios para el teatro, así como uniformes para instituciones tan prestigiosas como Iberia, Aviaco, Transmediterránea, Casino de Madrid, Ifema y el Coro de RTV. Su nombre ha prestigiado perfumes, gafas, artículos de marroquinería, corbatas, ropa de hogar y joyas, a los que recientemente se ha sumado su nueva línea masculina. Para promover el diseño de la moda surgió en el año 1998 la asociación de creadores de Moda de España de la que Elio Berhanyer junto a Modesto Lomba, Jesús del Pozo, Antonio Pernas, Angel Schlesser y Roberto Verino, fueron sus primeros promotores.